Saltear al contenido principal

El comercio, los servicios y la restauración de Horta, el colectivo obviado del Distrito de Horta Guinardó

obviar

Del lat. tardío obviāre ‘ir al encuentro de, ir contra’, ‘cerrar el paso, oponerse’, ‘prevenir’, ‘apartar, obviar’.

1. tr. Evitar, rehuir, apartar y quitar de en medio obstáculos o inconvenientes.

2. intr. p. us. Obstar, estorbar, oponerse.

*RAE

Y así es cada día nuestra situación con el distrito de Horta Guinardó y el Ayuntamiento de Barcelona.

Desde el Eje, Federació de Comerç Cor d’Horta, en nombre de todos los profesionales del mundo del comercio de proximidad, servicios y restauración asociados, nos sentimos obviados con la falta de comunicación, escucha de nuestras preocupaciones y necesidades y poca empatía para con nuestro sector.

Horta és un barrio muy comercial que se está dejando perder con las nuevas medidas y aplicaciones de nuevos sistemas de gestión de la movilidad y residuos (ineficaces como hemos podido ver en otros barrios y constatados por muchos vecinos). No se escuchan nuestras demandas ni peticiones, ni nuestros gritos de ayuda … y nos estamos ahogando a ojos de nuestros dirigentes.

Un año después de las solicitudes de terrazas “Covid” y han sido muy pocos los restauradores asociados que han obtenido un espacio de mesas en la calle, una medida con la que el Ayuntamiento de Barcelona se apuntó el “tanto” y que finalmente ha quedado desmerecido por la inexistente intención de ayudar al sector por parte de nuestro distrito en el barrio de Horta. Sólo se ayuda a quien a ellos les interesa, no hay que ir demasiado lejos,paseando por el barrio podréis ver, las incoherencias que se estan produciendo.

Somos nosotros los que damos la cara por el colectivo de la restauración, tan odiado por la AAVV de Horta quien reprocha reunión tras reunión la existencia de mesas ocupando la vía pública… Damos la cara para explicarles, que un vez más, a lo largo de esta legislatura, la administración no se interesa por su supervivencia ni la de sus trabajadores porque se ve que deben ser vecinos de segunda en Horta.

Es sorprendente que en la era de la información y teniendo en cuenta que vivimos en democracia y gobernados por unos partidos muy preocupados por la “participación ciudadana”, sea el gobierno que menos nos escucha; que cuando nos escucha sólo quede escrito en libretas, que menos nos comunica y que menos se preocupa por el bienestar de nuestro sector.

Decir que nos convocan a 31 de julio en una presentación el 17 de agosto para la rueda de prensa de la situación y obras del Mercado de Horta … ¿de verdad tenían ganas de que nuestro sector fuese…. ? Es triste pero cierto. Así que nuestra entidad aún no conoce de forma oficial cuando se iniciarán las obras del mercado ni cómo se gestionarán, dejando afectados a un montón de establecimientos que rodean este edificio. ¿Esto es comunicación? menos mal de los partidos políticos de la oposición (Juntsxcat) y de betevé con los que nos enteramos de algo… Este encuentro con nosotros con información sobre el Mercado de Horta no debería ser el 17 de agosto… dirigentes … lo deberíamos haber tenido en el momento de que se dispone la información y antes de que las decisiones esten tomadas.

Realmente estamos muy decepcionados con el gobierno y con el Distrito que está olvidando uno de los agentes más importantes de los barrios, el comercio local no somos ciudadanos de segunda, también somos vecinos.

Las instituciones públicas defienden el modelo de comercio catalán y de ciudades, que tenemos en Cataluña y Barcelona, un modelo que no progresa y del que cada vez se le imponen más acciones que son su antítesis, se defienden los procesos participativos y la comunicación con el Barcelona Decidimos …, pero finalmente quien decide son otros y nuestro sector se siente poco escuchado y participativo …

Los profesionales del comercio y servicios trabajan día a día y durante muchas horas para continuar subiendo la persiana, para continuar pagando sus impuestos, para continuar ofreciendo un servicio al barrio, para continuar dando trabajo a sus trabajadores, muchos vecinos y vecinas del propio barrio, y para mejorar en definitiva el entorno donde no sólo trabajan, sino el entorno donde viven y conviven aportando un 89,3% de del PIB de Barcelona.

Necesitamos ser escuchados y ser comunicados.

 

Articles Relacionats

Volver arriba